Comunión y confirmación de adultos


Nos enseña el catecismo de la Iglesia Católica:

1324 La Eucaristía es "fuente y cima de toda la vida cristiana" (LG 11). "Los demás sacramentos, como también todos los ministerios eclesiales y las obras de apostolado, están unidos a la Eucaristía y a ella se ordenan. La sagrada Eucaristía, en efecto, contiene todo el
bien espiritual de
la Iglesia, es decir, Cristo mismo, nuestra Pascua" (PO 5).

1288 "Desde aquel tiempo, los Apóstoles, en cumplimiento de la voluntad de Cristo, comunicaban a los neófitos, mediante la imposición de las manos, el don del Espíritu Santo, destinado a completar la gracia del Bautismo (cf Hch 8,15-17; 19,5-6). Esto explica por qué en la Carta a los Hebreos se recuerda, entre los primeros elementos de la formación cristiana, la doctrina del bautismo y de la la imposición de las manos (cf Hb 6,2). Es esta imposición de las manos la ha sido con toda razón considerada por la tradición católica como el primitivo origen del sacramento de la Confirmación, el cual perpetúa, en cierto modo, en la Iglesia, la gracia de Pentecostés" (Pablo VI, const. apost. "Divinae consortium naturae").


Todos los años en nuestra parroquia se realiza el curso de preparación para adultos a los sacramentos de la comunión y confirmación.


Empiezan después de la mitad del año y duran tres meses aproximadamente, con encuentros semanales o bien dos semanas seguidas con encuentros diarios.

Para poder realizar el curso tenés que:

  • haber recibido el sacramento del bautismo
  • ser soltero
  • o casado por Iglesia.

Si estás interesado en recibir alguno de estos sacramentos consulta en el despacho parroquial la fecha y horario de inicio.

También serán publicadas en el área de noticia de esta página y se avisará por los medios de comunicación.