Noticias‎ > ‎

Imágenes y testimonios JMJ Río 2013

publicado a la‎(s)‎ 1 ago. 2013 8:27 por Parroquia Fátima   [ actualizado el 2 ago. 2013 7:45 por Horacio Andrés Valdivia ]

Aquí podrán ver todas las imágenes de nuestro viaje a la JMJ Río 2013.
5 colectivos de nuestra diócesis partieron para encontrarse con los jóvenes del mundo y el Papa Francisco.
Para muchos ha sido la primera vez que salían del país, otros su primera JMJ, otros la primera oportunidad de ver al sucesor de Pedro muy cerca.
Gran alegría y entusiasmo nos embarga, queremos transmitir nuestro entusiasmo a muchos cristianos y decirles que seguir a Cristo como discípulos y misioneros vale la pena.
También el testimonios de algunos peregrinos nos mostrará la fuerte impresión que produjo la JMJ en ellos.



Testimonio

La JMJ, para mí, fue una experiencia hermosa, ya que pude experimentar las vivencias de otras culturas, todas juntas en un mismo lugar, con un mismo fin, unirse cada vez más a Cristo y ver en el prójimo un hermano. 

Esto es movido por la presencias del Santo Padre Francisco, que es el puente que une a la humanidad con Cristo.

Son muchos los recuerdos y emociones que voy a guardar en mi corazón para siempre. Primero y principal ver tanta gente que comparte la misma fe, y por otra parte, la calidez y sencillez humana de todo el pueblo brasileño para con los peregrinos.

Esto fue como un trampolín, más firme de ahora en adelante, para hacer viva la frase “id y haced discípulos a todos los pueblos”.

Rocío Rodríguez, 22 años

JMJ Río 2013: Reducciones y Cataratas


JMJ Río 2013: Bienvenida


Testimonio

El 20 de Julio, a las 8hs., desde General Alvear, partimos 120 jóvenes, luego de haber compartido la Eucaristía con familia y amigos. 


Era una mañana fría, pero peregrinos de diferentes comunidades parroquiales emprendimos un largo pero esperanzador viaje a la JMJ. En un clima de juventud fraterna, comenzamos el trayecto, ansiosos por llegar a nuestro destino; aunque teníamos más de 3.000km por delante.

En primera instancia, tuvimos el don de Dios de conocer las reducciones Jesuíticas de San Ignacio Miní y Santa Ana. Esta experiencia nos enriqueció y permitió descubrir la magnífica obra realizada por los jesuitas en nuestro continente.

Luego, fuimos hospedados junto a los peregrinos de San Rafael, más de 300 en total, en una base de gendarmería. Ya el día lunes visitamos una de las maravillas del mundo, las Cataratas del Iguazú, allí vivimos una intensa jornada donde pudimos contemplar los paisajes naturales y animales exóticos, propios de la región. Continuando con el viaje atravesamos la frontera y siendo ya el día martes pisamos Brasil; durante el transcurso de toda la jornada con la presencia de lluvias pero ya cada vez más cerca aguardábamos la llegada a Río. En horas de la medianoche ingresamos a la ciudad de la JMJ.

Tuvimos una calurosa recepción por parte de los voluntarios y administradores del evento que trabajaban incansablemente para alojarnos en sus casas y colegios. Comenzamos el día miércoles con la catequesis presidida por el Obispo de Cruz del Eje, Córdoba y luego tuvimos la celebración de la Santa Misa.

Durante todo el día estuvo lluvioso, por lo que debimos esperar la llegada de los elementos del kit de la jornada.

El jueves fuimos al encuentro Argentino con el Papa y la Catedral. ¡Ese día vimos al Papa por primera vez! Y además conocimos la Catedral de San Sebastián.

El viernes madrugamos para poder participar de la celebración del Via Crucis, donde vimos al Santo Padre por segunda vez, y luego tuvimos la gracia de verlo nuevamente en una avenida de Copacabana.

El día sábado por la mañana temprano, fuimos al Corcovado, el Cristo Redentor y apreciamos la ciudad entera. En horas de la tarde fuimos a la playa donde nos bañamos en el mar. Posteriormente nos encaminamos a retirar los kits de alimento para el resto de los días.

El domingo, los varones de mi grupo se dirigieron a Copacabana a presenciar la Santa Misa de envío, donde se conoció la sede de la próxima JMJ, y que para sorpresa de muchos será en Polonia en el 2016.

Esa noche misma emprendimos el retorno a nuestros hogares, con la misión de ser discípulos y misioneros de Cristo, ya que como nos exhortó el Santo Padre: “la mejor forma de evangelizar a un joven, es otro joven”

Considero que este viaje fue muy fructífero, no solo por la gente que conocí, sino por esa imagen del Santo Padre que todos pudimos ver…

El gran testimonio de fe que significó la JMJ, me sirvió de gran impulso espiritual, para seguir en el camino de ser discípulo de Cristo, y espero que haya dado muchos frutos a las demás personas.

María José Martínez, 15 años.

JMJ Río 2013: Via Crucis


JMJ Rio 2013: Vigilia y misa de envío




JMJ Rio 2013: Varias



Testimonio

Junto a mi esposa, hijos y 11 integrantes de la Familia Verniana tuvimos la gracia de Dios de participar de la JMJ Río 2013. 


Fue una experiencia desafiante y enriquecedora, una verdadera experiencia peregrina. Desde los pasos previos al viaje hasta el regreso a nuestros hogares.

Momentos bellos quedaran en nuestro recuerdo, las Misas de campaña, las comidas compartidas, 8 días de viaje en colectivo, entre otros.

Saber que al llegar a Río nos dimos cuenta de que hubo gente trabajando, que nos abrió su corazón y las puertas de sus casas haciendo que esto fuera posible.

Poder compartir la diversidad cultural en la celebración de la Misa, posterior a la catequesis, me hizo ver que hay distintas formar de alabar a Dios y todas ellas estuvieron ese día en común unión.

Tengo recuerdos que duraran por siempre, y uno de ellos es la experiencia de una de las jóvenes de nuestro grupo; Nati, quien me comentó: ”este es un viaje de primeras veces. Mi primera vez en un tren, la primera vez que como en Mc Donal´s y mi primera vez en otro país”

Tuvimos la gracia de ver al Santo Padre de cerca, antes de la vigilia a la salida del Arzobispado y sentir su bendición, como así también la alegría de nuestros jóvenes.

El Papa Francisco fue un joven más entre todos; nos habló de igual a igual, y hasta nos enseñó un nuevo verbo cuando nos dijo:” ¡no balconeen la historia!” y nos pidió que seamos participes y no que miremos desde afuera, así como nos dio muchos consejos más, con un lenguaje juvenil; pero una de las frases que más me llegó fue que “el instrumento para evangelizar los jóvenes es otro joven, no tengan miedo, salgan y sean protagonistas. Además de salir a buscar a Jesús nos dejemos encontrar por Él”

La JMJ Río 2013, me dejo el corazón encendido y rejuvenecido por el fuego del Espíritu Santo, al igual que a cada uno de los integrantes de nuestro grupo, deseosos de seguir siendo misioneros.

Nosotros vivimos una experiencia similar a la del Santo Padre cuando nos dijo que su primera impresión al llegar a Copacabana y ver tantos jóvenes a la orilla del mar le recordó al pasaje del Evangelio, donde Jesús llamó a sus discípulos a la orilla del mar de Galilea.

Le pido a Dios, me de la fuerza para ser un buen misionero y no defraudarlo.

Dante Pagano, 41 años


JMJ Río 2013: visita Cristo del Corcovado



JMJ Río 2013:: Catedral San Sebastián



Testimonio

La JMJ Río 2013, ya pasó, pero para muchos solo es el comienzo, es un llamado de atención para “id y haced discípulos a todos los pueblos”, es una tarea que nos urge, a la cual no se puede hacer caso omiso. Es responder al llamado del Papa emérito Benedicto XVI, que nos convocó en la ciudad carioca, es más que un encuentro con jóvenes católicos de todo el mundo, es una peregrinación de todo el mundo en comunión con el Santo Padre Francisco, el cual renueva en todos el deber de ser misioneros. 


Para nosotros, los argentinos, ni qué decir, fue una emoción inmensa escuchar predicar al Papa en nuestro idioma, con un mensaje tan claro y preciso, que mueve a dejar de ser tibios y “empachados”(como él nos dijo) y salir, salir a mostrar el rostro de Cristo joven…

El Via Crucis del joven solidario reflejó de una manera muy clara y hermosa, aspectos de la realidad y de cómo acompañar a Jesús; y todavía resuena en mi corazón esas preguntas del santo padre… ¿cómo quién queremos ser?¿cómo Pilatos?¿cómo el Cirineo?¿cómo queremos acompañarlo?!

Insisto, el llamado del Papa es a dejar las comodidades y convertirnos en discípulos misioneros de la nueva evangelización.

En la vigilia fue conmovedor ver a tantos jóvenes en la playa, unidos en oración,ante aquél Cristo que tanto nos ama, que quiso morir en la cruz para salvarnos y que aún amándonos hasta el límite se quedó presente en el sacramento del amor; el cual adoramos un momento junto al sucesor de Pedro.

Para cerrar la jornada, la misa de envío; concelebrada junto al Papa por casi 2.000 sacerdotes, y de cual participamos unos 3 millones de jóvenes. Fue una maravillosa manifestación de fe viva, que sin hablar y con la sola presencia alegre de todos le contábamos al mundo que la juventud está hecha para el heroísmo, para la renuncia de cosas buenas y pequeñas para alcanzar las grandes , para ser libres de corazón y lograr grandes proezas.

El mensaje de la JMJ fue claro y profundo, necesitamos una fe mas comprometida y alegre, una esperanza puesta en nuestro salvador y una caridad verdadera para con Dios y el prójimo. Esto va más allá de esta semana; que continúe en nuestras casas, parroquias y comunidades. El envío de Cristo por medio del Papa es apremiante, pero ¡ánimo! no estamos solos…

¡Viva Cristo!¡Viva la Santa Iglesia Católica!¡Viva el Papa!¡y que viva la juventud del Papa!

Guadalupe González, 21 años